Las pollas salen de las paredes de los retretes

En un oscuro y tétrico retrete abandonado por las señoras de la limpieza, unas mujeres perversas y lujuriosas se dedican a citarse con hombres que introducen sus pollas en agujeros de las paredes para que ellas puedan comérselas y tragarse sus corridas. Ellas se turnan para disfrutar de el semen de todos esos hombres medio a oscuras.

Comments are closed.